martes, 2 de agosto de 2016

BJZ. Día 28. Carta de despedida.

Las primeras palabras siempre son las más complicadas. Tal vez sea yo la que nunca encuentre que decir, dado que no soporto las despedidas. Aún recuerdo el momento en el que llegué aquí: nerviosa, algo temblorosa, desconociendo que iba a vivir los mejores cinco días de mi vida. Cuando entré en la habitación por primera vez descubrí a mi compañera de cuarto. Para nada mi cabeza logró hacerse una idea de lo que iba a vivir con ella. Pero qué le vamos a hacer si alargamos las noches hablando, riendo y disfrutando de cada minuto como si fuese el último. Mis científicos, gracias, de verdad, mil y una veces gracias. Por las risas, las tonterías, las sonrisas, los besos, los abrazos. Hacía mucho tiempo que no me encariñaba con alguien tan rápido. Sois geniales, divertidos, locos, atentos, increíbles. Pero esa no ha sido lo mejor de todo. Me habéis contagiado vuestras ganas de vivir, de soñar, de luchar.


 

     

















Apuntarme aquí comenzó como un sueño, una forma diferente de utilizar una semana de mis vacaciones hasta que aparecisteis. No sé qué pensáis vosotros pero en cada una de vuestras miradas, de vuestros gestos de cariño me he visto reflejada. Tal vez no seamos como los demás, tal vez nos llamen frikis o bichos raros. Olvidémoslo porque todos y cada uno de vosotros me habéis demostrado que solos tal vez no seamos tan sumamente divertidos, asombrosos… pero juntos sois el mejor grupo que he conocido nunca. Del norte al sur, del este al oeste, en diagonal y en paralelo. No sé si nuestros caminos se volverán a cruzar, puede que sí o puede que no.


Tranquilos, que aún no he terminado. No me puedo olvidar de ellos: los tres mosqueteros esos que a pesar de llevar tres semanas aquí han aguantado nuestros gritos, nuestras impuntualidades. Ellos: Olga, Inés y Bran. Podría estar hablando de vosotros otras tres o cuatro caras, pero me gustaría decirles gracias, gracias por contagiarnos entusiasmo, gracias por las anécdotas, por los chistes malos, gracias por ser uno más de nosotros, por ser nuestros hermanos mayores.


Y bueno, ya es mañana y no quiero irme, las palabras sobran pero no está de más recordaros que sois lo mejor. Por favor, no cambiéis nunca. Llegué aquí un 24 de julio con la maleta llena de ropa. Hoy sé que me marcho con la maleta llena de recuerdos, de momentos únicos, de amigos que se han convertido en hermanos. Os llevo en el corazón, gracias por regalar esta experiencia inigualable e irrepetible. Siempre me acordaré de vosotros. Ojalá nos encontremos dentro de unos años, ojalá nos dediquemos a aquello que amamos. Siempre seréis mis chicuelos, siempre. Os quiero.


Esto no es un adiós, es un ¡hasta pronto científicos!
Inés Martínez
Participante del Campus Hidranatura - Universidad de Extremadura


sábado, 30 de julio de 2016

USC.Día 26.Santiago: la ciudad que nos recibió con fuegos y fiesta.

El pasado día 24, llegamos a Santiago de Compostela para los CCV16. El Colegio Mayor Fonseca nos vio llegar durante todo el día: 30 adolescentes de 15 y 16 años que en septiembre vamos a empezar Bachillerato.

30 soñadores con ansias de aprender y comprender mejor el mundo que nos rodea de forma muy variada.

4 puntos de vista muy distintos, pero con algo en común: dedicación y pasión por la ciencia. 4 puntos de vista representados por 4 proyectos. Resolver un crimen con matemáticas, buscar las partículas más energéticas gracias a la física, valorar la importancia del agua y su ciclo con la ingeniería química y descubrir la utilidad en la vida cotidiana de los hidrogeles.

Quisiéramos darles las gracias a los monitores, por esas veladas de juegos, risas y diversión.

Además también hemos disfrutado de la ciudad. Una ciudad, que nos ha recibido con sus fiestas patronales en honor al apóstol Santiago. Tardes paseando por la feria, mientras comíamos un helado y montábamos en la noria. Noches de fuegos y bonitas proyecciones en la "Praza do Obradoiro". Amistades inolvidables que guardaremos para toda la vida y que en un futuro próximo sabemos que nos encontraremos en otra parte del camino.


viernes, 29 de julio de 2016

GRND. ÚLTIMO DÍA DEL CAMPUS. Llegamos al final.

Llegamos al final del cuarto y último turno, ha sido un mes muy intenso en el que hemos
conocido a personas muy distintas pero con un objetivo común: disfrutar de una semana de ciencia.
En este turno hemos tenido por casualidad dos cumpleañeros: Kike y Pablo. Y como no
podía ser menos todos les preparamos una dulce sorpresa como podéis observar en las fotos:
                                  
 El lunes pasado, se inauguró en el Parque de las Ciencias de Granada, un nuevo pabellón, El
BioDomo. Consiste en una ventana a la biodiversidad del planeta, ambientado en las selvas
húmedas tropicales y en los arrecifes coralinos, puntos calientes de la evolución de la Tierra
donde la diversidad biológica es muy grande. Se puede decir que hemos tenido la suerte de
ser el primer grupo organizado en realizar la visita.

Los chicos han salido del Biodomo muy contentos, les han gustado todos los animales pero
sobre todo encontrar a dos especímenes muy famosos, un pez payaso y un pez cirujano,
también conocidos como “Nemo” y “Dory”. No podemos olvidar al tucán y el perezoso, que
han sido de los más observados y fotografiados por los chicos.
Han sido 4 semanas compartiendo muchos momentos y experiencias en las cuales todos hemos aprendido de todos. Nos llevamos muy buenos recuerdos en la maleta, sin duda recuerdos irremplazables e inigualables gracias a que cada pequeño científico ha aportado su granito de arena. Como monitores no podemos sentirnos más orgullosos de todos vosotros, esperamos que sigáis trabajando tan duro como lo habéis hecho hasta ahora y persiguiendo vuestras metas y sueños, estamos seguros de que lo conseguireis. Un abrazo enorme.

“Somos un grupo,
Tenemos que estar unidos,
Si no estamos unidos,
Ya no somos un grupo”